Movimiento Natural 2018-10-04T11:57:05+00:00

Movimiento Natural

Movimiento Natural se refiere a todos los movimientos que los humanos hemos podido hacer a través de nuestra evolución.

Es cierto que sentarse en una mesa y mover el ratón del computador es movimiento natural, pero no es algo que necesitemos practicar más de lo que ya lo hacemos. Existen muchas formas de movimiento humano que hemos ido perdiendo a raíz de los avances tecnológicos y el estilo de vida moderno. Estos avances han sido geniales en muchos aspectos pero han ido mermando muchos de los movimientos innatos en humanos como trepar, balancearse, levantar peso, lanzar, cargar, gatear, defenderse, nadar, correr en la naturaleza o saltar, etc.

La disciplina de Movimiento Natural entrena la totalidad de los movimientos humanos orgánicos de manera equilibrada. 

Es la práctica de re-aprender y depurar los movimientos que nuestros cuerpos están diseñados a hacer pero que han ido olvidado. Este re-aprendizaje es importante porque el cuerpo sigue necesitando un rango amplio de movimiento para lograr estar realmente en forma y mantener un óptimo estado de salud.

En comparación con Movimiento Natural, las rutinas de ejercicios y los deportes de hoy en día son extremadamente especializados, exagerando el desarrollo de unas pocas habilidades que solo representan una pequeña parte de nuestro potencial. Esto produce una epidemia de lesiones tanto por sobreuso como por no moverse lo suficiente.

En busca de la fuerza real y la autonomía de movimiento

Todos sabemos lo importante que es desarrollar la fuerza muscular y los beneficios que tiene para mejorar la composición corporal, fortalecer articulaciones y reducir el riesgo de enfermedades. Podemos desarrollar la fuerza muscular haciendo ejercicios tradicionales de pesas, pero con este tipo de entrenamiento no se va a alcanzar la fuerza real que se consigue entrenando patrones de movimiento y que es la que en realidad nos ayuda a enfrentarnos a las múltiples demandas presentes y futuras de la vida.

Las habilidades que desarrollas en Movimiento Natural te hacen sentir más valiente, adaptable y capaz. La vida se vuelve más fácil y menos intimidante.

Los patrones de movimiento que se hacen en el entrenamiento de Movimiento Natural te llevan más allá del entrenamiento de fuerza tradicional para conseguir autonomía de movimiento. Esto significa tener la habilidad física e independencia para moverte en situaciones complejas y exigentes sin tener que deliberadamente pensar en como te vas a mover o cuestionar si eres o no capaz de hacerlo. En otras palabras, hay una conexión mente-cuerpo tan fuerte que eres capaz de adaptarte y reaccionar rápidamente a cualquier situación. Tu cuerpo sabe cómo responder con confianza.

progresando con movimiento natural

Según avanzamos en la práctica de Movimiento Natural, pasamos por diferentes etapas:

1. Ejercicios Básicos de Educación Física

Primero se empieza con ejercicios estructurados con una técnica específica de ejecución como son las flexiones, dominadas, sentadillas, pesos muertos, abdominales, etc. Haciendo estos ejercicios formamos la base sobre la cual desarrollamos el resto del potencial humano de movimiento. Este tipo de ejercicios son realmente movimientos naturales separados en partes más sencillas.

En el mundo del fitness, el objetivo final que se plantea mucha gente es levantar cierto peso o hacer cierto número de dominadas o de flexiones seguidas. En Movimiento Natural, estos ejercicios son el principio y la base sobre la cual se desarrollan movimientos más complejos como trepar, levantar peso y moverse con él o desplazarse a ras de suelo.

2. Movimientos Funcionales y de Habilidad Motriz

Este grupo de movimientos son utilitarios porque simulan movimientos que hacemos en nuestra rutina diaria. Además ayudan a desarrollar las habilidades motrices humanas como caminar, correr, saltar, gatear, trepar, lanzar, defenderse, nadar, empujar, traccionar, elevar o cargar.

En esta fase se van desarrollando las diferentes maneras que tenemos de realizar una de esas acciones ya que hay múltiples maneras de saltar, de gatear, de trepar, etc. y vamos descubriendo cuál es nuestro movimiento natural personal.

3. Combinación Fluida o Flows

Una vez desarrolladas las técnicas de los ejercicios funcionales y los de movimiento natural por separado, es hora de empezar a combinarlos fluidamente y transicionar entre diferentes patrones de movimiento.

Los flows desafían mucho más tu cerebro que los ejercicios aislados y repetitivos ya que le obligan a crear un plan motor más complejo y a concentrarse al máximo. Esto favorece las conexiones neuronales (neuroplasticidad). El sistema nervioso también se estimula porque se ve obligado a mejorar su coordinación, equilibrio y agilidad.

Es en esta etapa que la mente se fusiona plenamente con el cuerpo, mejora el control motor y se gana mas conciencia de la situación espacial del cuerpo.

4. Parkour

El Parkour consiste en desplazarse, sin retroceder, por el medio urbano o natural, superando los obstáculos que se presentan a lo largo del recorrido (muros, rocas, vallas, agujeros, etc..), corriendo, saltando, gateando, trepando…de la manera más eficiente y fluida posible.

El Parkour presenta un verdadero reto, tanto por su complejidad como por su intensidad y se necesita una muy buena preparación física y dominio de las fases anteriores de Movimiento Natural.

Aquí es donde se alcanza una completa autonomía de movimiento y un espíritu libre para hacer del desplazamiento todo un arte.

Ha llegado el momento de volver a los movimientos que son innatos a nuestros cuerpos para sanar, recuperar movilidad y conectar cuerpo-mente.

Reconecta con tu cuerpo

Recupera funciones

Evita lesiones

Disfruta del movimiento